Preocupan daños causados por fusarium

Las copiosas lluvias complicaron y mucho el estado sanitario de los cultivos. Principalmente en el litoral norte, zona donde primero se comenzó la siembra de trigo y por ende alcanzaron antes el estado de floración. A lo que se sumaron los altísimos niveles de lluvias de hace unas semanas y en consecuencia la aparición de fusarium fue inevitable.

“Cerca del 50% de los trigos en la zona están afectados por fusarium” declaró el Ing. Agr. Martín Córdoba de la cooperativa CALSAL de Salto. El daño es grande y preocupa mucho la situación del otro 50% que no fue afectado. Se espera que las lluvias que van a caer este fin de semana no superen los 20-30 mm.

Al sur del Río Negro la situación es menos preocupante, si bien hay presencia de fusarium ésta es mucho menor, ya que en esa zona la siembra fue tardía y por lo tanto el porcentaje de trigos en floración era menor cuando ocurrieron las lluvias fuertes.

“Hay fusarium pero el porcentaje rondaría el 20%. Grave fue el granizo que cayó el domingo de madrugada que ocasionó pérdidas totales en algunas chacras” relató la Ing. Agr. Daniela Charbonnier de la cooperativa CADOL de Dolores, Soriano. “De la bacteriosis los cultivos están prácticamente recuperados y los tratamientos aplicados sobre manchas foliares surtieron efecto” finalizó.

Por su parte, el Ing. Agr. Daniel Alves de Copagrán-Colonia se mostró cauto al decir que “el estado general de los trigos por ahora es bueno y han tolerado mejor las lluvias que la cebada”. Se mostró optimista sobre los posibles rendimientos de la cosecha “si mejoran las condiciones climáticas, todavía podemos obtener rendimientos cercanos a los de la zafra pasada” concluyó.