Resultado económico sería mejor que la difícil campaña de 2009

El escenario de precios y márgenes para una campaña triguera que será complicada en cuanto a calidad es claramente más positivo que el que se vivió en 2009 cuando hubo fuertes descuentos en los precios por incumplimiento con los productores terminando en números rojo. Lo principal antes de hablar del mercado de forrajero será la incidencia y severidad del fusarium. “Con una alta severidad las cosas serían muy complicadas. Si el tema está en el falling number o en el peso hectolítrico se podrá trabajar en opciones de exportación”, indicó un operador. En un grupo de siembra dijeron a Monitor Agrícola que algunas industrias lácteas comenzaron a averiguar sobre la oferta que habría de trigo para ración aunque sin manejar referencias de precios. El año pasado industrias y productores del sector lechero aprovecharon la alta oferta de trigo y los bajos precios para asegurarse abastecimiento.

En el mercado local se especula sobre los precios que se podrían conseguir por la exportación de trigo forrajero con algunos operadores tomando como referencia los valores de la cebada forrajera en Argentina. Si se lograran precios FOB sobre US$ 260 por tonelada el precio al productor puesto en Nueva Palmira llegaría un los US$ 240 por tonelada. Ese fue el valor de equilibrio tomado por los agricultores cuando se ajustaban los detalles sobre la siembra de la campaña 2012/2013. Es cierto que los problemas climáticos podrían haber llevado a un incremento en el uso de insumos como urea o funguicidas. Todavía no hay referencias abiertas sobre posibles precios de exportación de trigo forrajero aunque en Brasil se han manejado referencias FOB sobre US$ 270-US$ 280 por tonelada. En Argentina los valores de exportación de la cebada forrajera se ubicaron en el último mes entre US$ 250 y US$ 280 por tonelada. Un exportador –cauto- indicó que Uruguay no es un origen conocido en cuanto a trigo forrajero y que eso pesará a través de un descuento sobre los precios. Sin embargo, el gerente de una multinacional que la cuestión del origen “pesa más en el trigo de calidad”. A su juicio del primer exportador, los valores para el trigo forrajero a los productores llegarían a los US$ 220 por tonelada. Advirtió que la incidencia de fusarium sería superior a la de 2009 y que eso dejará un volumen en condiciones muy complicadas de comercialización. “Ahí los importadores simplemente se retiran del mercado”, indicó. El otro exportador consideró que en la cosecha puede haber una presión bajista sobre el precio de la cebada forrajera en Argentina lo que incidiría sobre el valor del trigo forrajero.

El escenario en cuanto a demanda también es distinto al del año 2009 cuando no se colocó prácticamente trigo forrajero en el exterior. Este año la situación sobre demanda de granos forrajeros es distinta a la de 2009. “Ese año los países del Mar Negro tenían una oferta muy importante de trigo forrajero mientras que este año hubo una caída en los rendimientos pero también un descenso marcado en el porcentaje de ese tipo de trigo”, dijo un exportador consultado por Monitor Agrícola. El Reino Unido es otro proveedor de trigo forrajero y este año se convertirá en importador neto del cereal. Para el ejecutivo comercial de un grupo de siembra otro factor que incide es que el balance regional no estará ajustado por calidad sino también por cantidad. “Todo trigo que cumpla ciertas condiciones va a tener demanda porque la oferta no alcanza”, añadió.