El Tejar dejará de arrendar unas 15.000 hectáreas

La empresa El Tejar, uno de los mayores grupos agrícolas de origen argentino que opera en el país, dejará de arrendar unas 15.000 hectáreas de las cerca de 100.000 que trabaja en Uruguay en la actualidad, entre propias y alquiladas, informó a El Observador una fuente cercana a la firma.

El repliegue a nivel local forma parte de una estrategia regional de la empresa que implica abandonar el modelo de negocio de expansión a través del arrendamiento de tierras para concentrarse en la producción de campos propios, informó ayer La Nación.

La reducción operativa se dará mediante la no renovación de parte de los arrendamientos que se venzan, como forma de bajar la proporción de la tierra arrendada sobre la propia, informó la fuente.

De las cerca de 100.000 hectáreas en las que produce El Tejar en el país, unas 30.000 son de su propiedad mientras que las restantes 70.000 son arrendadas a terceros. La reducción de 15.000 hectáreas significará un repliegue del 15% de su operativa local.

La decisión se adoptó como forma de “mejorar el perfil de riesgo de la empresa” dados los “costos altos y la incertidumbre de mercado”, argumentó el informante a El Observador.
La Nación afirma que la decisión de cambiar el rumbo se sustentó en que el negocio “en campo alquilado es muy fino” en términos de rentabilidad.

El Tejar opera en Argentina, Brasil, Bolivia y Uruguay. El año pasado sembró unas 650.000 nectáreas en todo el bloque, con una proporción de 65% a 70% arrendadas, consigna La Nación.

La empresa también considera trasladar sus oficinas centrales a Brasil, país que concentra la mayor proporción de sus operaciones con más de 300.000 hectáreas.