Brasil: trigos en Río Grande del Sur a la espera de lluvias

Los cultivos de trigo de Rio Grande del Sur están necesitando lluvias  para su desarrollo normal, de acuerdo con la Consultora Trigo & Farinhas. Según el informe semanal de Emater, el cultivo está en las principales etapas de macollaje, elongación y ya está empezando a florecer en algunas áreas, presentando una gran variabilidad de potencial productivo.

Las áreas implantadas antes de las lluvias de mayo presentan bajo potencial productivo, con plantas de bajo porte y espigas pequeñas, además de registros de pérdidas por heladas y de alto índice de enfermedades. Los cultivos implantados después de las precipitaciones presentan buena recuperación, aunque poca altura y hojas poco desarrolladas. Sin embargo, “necesitan de las lluvias para su desarrollo normal”, afirmó T & F.

La consultora resalta además que hay gran variación de tamaño de espigas. En cuanto a la sanidad, se reporta un aumento de la incidencia de enfermedades foliares y ataque de pulgones en muchas chacras. Es intensa la aplicación tanto de fungicidas como de insecticidas.

“En la región de Misiones, la mayoría de los agricultores se preocupan por la perspectiva de obtener suficiente producción para cubrir los costos de producción”, concluye el analista de T & F, Luiz Carlos Pacheco, según el portal Agrolink.

En Paraná la mitad del trigo tiene condiciones “buenas a excelentes”

Paraná ya cosechó el 16% de su área plantada con trigo, de acuerdo al informe semanal de Departamento de Economía Rural (Deral), dependiente de la Secretaría de Agricultura de ese estado. El 49% de los cultivos presenta un estado de “bueno a excelente”.

Los cultivos en condición “media” permanecieron en un 33% y los cultivos en condición “mala” en un 18%. “La calificación de ‘malo’ significa que están apenas visualmente feas; para las fases de desarrollo vegetativo y maduración, esto no significa nada, pero para las de floración y llenado de grano puede significar la existencia de problemas”, dijo la Consultora Trigo & Farinhas.

Las fases en que se encuentran los cultivos de trigo paranaenses son: cero en germinación, 9% en desarrollo vegetativo, 16% en floración, 25% en  llenado de grano y 50% en maduración. Siendo las últimas tres las más susceptibles a heladas. “El potencial productivo del cultivo en Paraná se ha reducido oficialmente a 2,6 millones de toneladas”, según T & F.